PROTEGEMOS EL ENTORNO NATURAL Y RESPETAMOS EL MEDIOAMBIENTE

Proteger el entorno natural y el medio ambiente es otro de los ejes estratégicos en nuestra política de RSC y tiene como objetivo minimizar nuestro impacto en el entorno. Por ello, a lo largo de los años venimos realizando múltiples proyectos para reducir el consumo de los recursos y sus impactos ambientales asociados y para que nuestras emisiones y residuos se conviertan en nuevos recursos, bien incorporándolos a nuestro propio proceso o bien como nuevas materias para otros procesos, tratando de este modo de contribuir a una nueva forma de hacer las cosas apostando por la economía circular.

Todo ello comienza con el diseño de nuestros productos y procesos y finaliza en el mejor destino que le podamos dar a aquellos impactos que no podemos disminuir. Nuestro objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, contribuyendo a la preservación del medio ambiente.

ENERGÍA Y CAMBIO CLIMÁTICO

PROYECTOS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

A lo largo de 2017 continuamos llevando a cabo proyectos de mejora de la eficiencia energética.

Acciones

  • Proyectos de ahorro de energía eléctrica en la generación del aire comprimido. Con una disminución del consumo de energía eléctrica de 1.646.000 kWh.
  • Reducción del consumo de energía eléctrica en los grupos de bombeo de 550.000 kWh.
  • Proyectos de recuperación de condensados consiguiendo disminuir el consumo de gas natural en 1.400.000 kWh.

Todo ello, junto con las emisiones evitadas debido al ahorro de energía primaria por nuestro proceso de cogeneración; hace que disminuyamos la emisión unas de 7.600 ton de CO2, correspondientes a la emisión equivalente por unos 3.500 coches al año.

Proyecto RECUPERA

En 2017 iniciamos el proyecto “RECUPERA” en nuestra instalación fabril de Granda (Principado de Asturias) con el objetivo de maximizar la eficiencia energética de todo nuestro proceso de generación de vapor, consiguiendo disminuir los consumos de gas para generar el vapor demando por el proceso productivo a través de un proyecto innovador de recuperación de calor residual. Se trata de un proyecto de economía circular en el ámbito de la energía, ya que la energía que hasta el momento se disipaba a la atmÓsfera se recupera como una nueva fuente de energía en otros proceso; disminuyendo de este modo el consumo de combustibles fósiles.

 

GESTIÓN SOSTENIBLE DE LOS RECURSOS

Indicadores de aguas residuales

En 2017 arrancamos un proyecto de optimización de nuestras depuradoras de las fábricas de Galicia, que finalizará en 2018.

El objetivo es mejorar la homogeización del vertido, instalar equipos para conseguir mejores rendimientos, reducir los consumos de productos químicos y disminuir riesgos potenciales de vertidos incontrolados; maximizando la seguridad del proceso de depuración.

Dado que la depuración de aguas residuales es un proceso que inherentemente ocasiona emisiones de olores; hemos realizado inversiones en nuevos equipos de desodorización de modo que evitemos molestias en el entorno.

Nuestro esfuerzo en mejorar nuestros procesos de depuración, con un seguimiento exhaustivo de nuestra sistemática de gestión de depuradoras, ha permitido que nuestros vertidos tengan una calidad superior a la autorizada, emitiendo únicamente un 36% de la contaminación autorizada (expresado en kg DQO vertida/kg DQO autorizada).

GESTIÓN DE RESIDUOS Y ENVASES

En 2017 hemos sido capaces de reciclar el 94,6 % de nuestros residuos dándoles una nueva vida, de modo que han servido de materia prima para otros proceso y/o productos.

Es importante destacar también que sólo el 0,32% de nuestros residuos en 2017 son considerados peligrosos.

Este año entró en funcionamiento la empresa BIOGASTUR, de la que Central Lechera Asturiana es accionista y principal proveedor. El objetivo de esta planta es dar una solución a la problemática de contaminación de suelos y aguas por purines del ganado; transformando estos en energía eléctrica de origen renovable y fertilizante para el suelo. Esta planta es pionera en economía circular, transformando totalmente estos residuos en nuevos recursos y disminuyendo la emisión de gases de efecto invernadero en el campo. Además se incorporan los residuos orgánicos de nuestro proceso productivo.

Residuos de envases

Los envases que ponemos en el mercado son reciclables contribuyendo al desarrollo de una economía circular.
Trabajamos en el ecodiseño de nuestros envases para contribuir a que se conviertan en nuevos materiales.

INNOVACIÓN AMBIENTAL

Proyecto LIFE-SIAMEC

Este proyecto está co-financiado por la Comisión Europea en el marco del programa LIFE. Además de CAPSA FOOD, este proyecto liderado por Cetaqua Galicia con la colaboración de la Universidad de Santiago de Compostela, cuenta con otros socios como EMUASA, ESAMUR e HIDROGEA.

Con este prototipo se depurará el agua residual generada en la factoría de Outeiro de Rei a través de un proceso con tecnología SIAM (Sistema Integrado Anaerobio de Membranas), obteniéndose un efluente de calidad, el cual a través de un tratamiento terciario posterior, permita su reutilización como agua de baldeo, riego, etc.

CAPSA FOOD ha colaborado en el diseño de este prototipo aportando su experiencia y conocimiento en la caracterización y tratamiento de aguas residuales de industria láctea.

Durante el año 2017 se ha realizado la puesta en marcha del prototipo instalado en nuestra fábrica de Outeiro de Rei y se han elaborado los planes de control analítico necesarios para el control operacional del proceso.

O1

Proyecto LIFE-ECOLAC

En septiembre de 2017 finalizó el proyecto ECOLAC cuyo objetivo ha sido la reducción de impacto ambiental de los productos lácteos. Debido a que más del 80% del impacto ambiental que vaya a tener un producto queda determinado en su fase de diseño, el proyecto ha desarrollado una herramienta software que facilita a las industrias lácteas diseñar productos con menor impacto ambiental, es decir ECODISEÑAR productos. Además, se han identificado las motivaciones de compra de los consumidores para poder generar ‘sustainability claims’, y, además, se ha realizado un estudio en profundidad de su comportamiento frente a productos ecodiseñados.

  1. Software ECOLAC. Heramienta que permite realizar la evaluación de impactos ambientales en base a la metodología de Análisis de Ciclo de Vida (ACV).
    Los principales beneficios de la herramienta son:

    • Evaluación del impacto ambiental utilizando la metodología propuesta por la Unión Europea para el cálculo de la huella ambiental del producto.
    • Simplifica la recolección de datos productivos debido a que es posible vincular la herramienta con otros sistemas de gestión de la empresarial (p.e. SAP) y conseguir una importación de datos directa.
  2. Nuevo producto ecodiseñado. Con la ayuda de la nueva herramienta se ha diseñado y producido un prototipo de nuevo yogur que utiliza un plástico con menor huella ambiental, generando menos residuos de envases. La elaboración de este yogur ecodiseñado consume un 4 % menos de agua y un 2 % menos de gas natural.
    Las mejoras que se han identificado e implementado han sido:

    • Sustitución del material de envasado.
    • Sustitución de los equipos de envasado.
    • Optimización de los ciclos productivos.
    • Optimización de rutas de transporte.
  3. Motivación del consumidor. Al final del proyecto se han realizado varias acciones de sensibilización dirigidas al consumidor en materia de sostenibilidad y ecodiseño a través de dos artículos divulgativos en la revista QUO y la web Consumer de Eroski, respectivamente.